lodoy.com.

lodoy.com.

¿Por qué es necesario leer las etiquetas de los alimentos que compramos?

Introducción

En la actualidad, cada vez más personas se preocupan por su alimentación y los productos que compran en el supermercado. Es común escuchar que se recomienda leer las etiquetas de los alimentos que compramos, pero ¿por qué es realmente necesario hacerlo? En este artículo, vamos a profundizar acerca de la importancia de leer las etiquetas de los alimentos que consumimos y los beneficios que esto puede traer para nuestra salud.

¿Qué es lo que aparece en las etiquetas de los alimentos?

Las etiquetas de los alimentos contienen una gran cantidad de información que puede resultar muy valiosa para nuestra salud. Entre la información más destacada, encontramos:

Información nutricional:

En esta sección, se detallan los ingredientes que contiene el producto y su composición nutricional. Se describe la cantidad de calorías, proteínas, grasas, carbohidratos, azúcares y sodio que tiene el producto por cada porción de consumo. Esta información es fundamental para conocer la calidad nutricional de lo que estamos comprando.

Fecha de caducidad:

En esta sección se indica la fecha límite en la cual el producto debe ser consumido. Es importante tomar en cuenta esta información para evitar consumir alimentos en mal estado y prevenir enfermedades.

Lista de ingredientes:

En esta sección se detallan todos los ingredientes que contiene el producto. Es importante prestar atención a ellos, especialmente si se tienen intolerancias o alergias que puedan estar presentes en la mezcla de ingredientes.

Valores diarios de referencia:

Esta sección indica el valor porcentual de cada nutriente que se encuentra contenido en el producto de acuerdo con un perfil diario recomendado. Este valor permite saber si el alimento es alto en grasas saturadas, sodio o azúcares añadidos, lo que puede ayudar a controlar una dieta más saludable.

Beneficios de leer las etiquetas de los alimentos

Conocer los ingredientes que contiene el producto:

Leer las etiquetas nos permite saber exactamente qué estamos comprando y comer. De esta forma, tenemos control sobre los ingredientes que consumimos y podemos prevenir enfermedades, alergias o intolerancias a sustancias específicas.

Controlar la cantidad de calorías y nutrientes de un alimento:

La información nutricional disponible en las etiquetas nos ayuda a escoger alimentos con una mejor calidad nutricional y controlar la cantidad de calorías que consumimos. De igual forma, podemos saber cuánta proteína, grasas, carbohidratos y azúcares estamos ingiriendo.

Saber si un producto contiene sustancias peligrosas:

Una de las mayores preocupaciones hoy en día es la presencia de sustancias dañinas en los alimentos. Al leer las etiquetas, podemos saber si el producto contiene edulcorantes artificiales, preservativos, saborizantes y otros aditivos que puedan afectar nuestra salud.

Asegurarse de que el producto sea saludable:

Como consecuencia de toda esta información, podemos asegurarnos de que el producto que estamos comprando sea saludable. Esto nos ayuda a mantener una alimentación balanceada y a prevenir enfermedades asociadas a una dieta poco saludable.

Desventajas de no leer las etiquetas de los alimentos

Sin duda, la principal desventaja de no leer las etiquetas de los alimentos es el desconocimiento de la calidad nutricional de lo que estamos comprando. Si no sabemos qué ingredientes contiene el producto que estamos consumiendo, no podemos tomar decisiones informadas sobre nuestra alimentación. Otra desventaja de no leer las etiquetas es que podemos estar consumiendo alimentos que contienen altas cantidades de sodio, grasas saturadas o azúcares añadidos, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes.

Conclusiones

Leer las etiquetas de los alimentos que compramos es fundamental si queremos tener un estilo de vida saludable. Conociendo los ingredientes de los productos que consumimos, podemos tomar decisiones alimentarias más informadas y asegurarnos de que estamos comprando alimentos de calidad nutricional. Asimismo, esto nos ayuda a prevenir enfermedades asociadas a una dieta poco saludable. En resumen, siempre que vayamos a hacer la compra, es importante dedicar tiempo a leer las etiquetas de los productos que compramos. Así, nos aseguramos de que estamos dando a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios y que los productos que consumimos son saludables.